Filantropía de los empleados

En Bell Helicopter devolvemos la mano. Nuestro largo legado de filantropía corporativa en nuestras comunidades es un hito del cual estamos orgullosos. Durante muchos años, nuestros empleados han vuelto una tradición el marcar la diferencia en la vida de las personas a través de su tiempo, su talento y su filantropía. Estos son algunos ejemplos de las principales iniciativas filantrópicas que apoyamos cada año.

March of Dimes

Asociarse con March of Dimes es una suerte de tradición para Bell Helicopter. Después de todo, hemos estado apoyando esta organización por más de 35 años. En 2013, continuamos la tradición y subimos un peldaño para apoyar la lucha por bebés sanos... ¡y juntamos más dinero que nunca antes!

En 2013 nuestro presidente y CEO, John Garrison, lideró el esfuerzo local de March of Dimes en el condado de Tarrant y sirvió como el presidente de March for Babies. De igual manera, todos nuestros principales sitios de Bell Helicopter en Estados Unidos asumieron el desafío y se unieron como Un Bell para apoyar a todos los bebés, tanto sanos como prematuros, ¡y el esfuerzo dio sus frutos! Todas nuestras localidades principales reunieron más de $ 280 000 combinadas por la causa. Bell Helicopter en Fort Worth terminó como el equipo corporativo No. 1 en los condados de Tarrant y Dallas, y estableció un récord con la mayor cantidad de dinero reunida para un equipo corporativo en la historia de Bell Helicopter y la existencia del capítulo de Fort Worth.

Cada año, continuamos con el impulso por los bebés. Después de todo, estamos comprometidos con apoyar y fortalecer las comunidades en que vivimos y trabajamos. Es por ello que hemos continuado caminando junto a colegas, amigos y familia (y lo seguiremos haciendo) con el objetivo de reunir el dinero necesario para ayudar con los esfuerzos para reducir de manera importante los nacimientos prematuros.

Filantropía otoñal

Cada otoño, Bell Helicopter dirige varias campañas filantrópicas lideradas por los empleados entre sus muchas ubicaciones, como Fort Worth, TX, Amarillo, TX y Mirabel. Para que sea fácil y conveniente donar, los empleados pueden elegir apoyar una o más organizaciones de caridad meritorias de su preferencia en su comunidad local a través de elecciones de deducción recurrente de la nómina de pago.

A través de estas campañas, los empleados han donado millones de dólares a nuestras comunidades en el curso de los años. De hecho, Bell Helicopter en Fort Worth ha recibido el premio Cornerstone Award de parte de United Way por más de 10 años de recolección de dólares. De igual manera, nuestro centro Amarillo recibió el premio Breaking the Barriers de parte de United Way en 2012 por una significativa alza en la recolección de dólares.
Estamos orgullosos de nuestros empleados que hacen de ayudar a los demás una prioridad y estamos comprometidos con hacérselos lo más fácil y conveniente que se pueda.

Esfuerzos en las festividades

Los empleados de Bell Helicopter están En una misión cada época de festividades de apoyar a nuestros vecinos que lo necesitan en toda la nación. En los últimos años, los empleados han aunado fuerzas en nuestros centros de Bell Helicopter y han impulsado campañas de juguetes, comida y regalos durante el mes de diciembre para alegrar las festividades de aquellas familias y niños que de otro modo no podrían disfrutarlas.
Entre esas iniciativas, se incluyen organizaciones de apoyo como la fundación Toys for Tots de la Reserva del Cuerpo de Infantería de Estados Unidos, el Ejército de Salvación, 6 Stones Mission Network y Moisson Laurentides. Pero nuestro apoyo no se detiene allí, cada año transportamos a Santa Claus y su señora para que conozcan y saluden a cientos de niños en escuelas primarias locales en Fort Worth, a la vez que también visitamos el hospital para niños Scottish Rite en Dallas, Texas.

Los empleados dan una mano

Ya sea a través del voluntariado o la participación en eventos locales sin fines de lucro, nos involucramos con nuestra comunidad, en todo el planeta. Nuestros empleados, y sus familias, hacen trabajo voluntario miles de horas en nuestras comunidades cada año. Y ahora estamos más involucrados que nunca, al apoyar muchas causas que valen la pena, desde organizaciones de veteranos a marchas por los bebés (¡y encima establecemos récords en el proceso!).