Sostenibilidad

En Bell Helicopter, reconocemos la importancia de minimizar nuestro impacto medioambiental y estamos comprometidos con reducir nuestra huella y desempeño ambiental en todo el mundo. Estamos integrando conceptos de sostenibilidad en todo lo que hacemos.

Programa de reciclaje

Programa de reciclaje simple: coloree nuestro mundo

Nuestro Programa de reciclaje simple permite la implementación de papel de oficina, cartón, latas de metal, botellas de plástico y otros materiales reciclables en un sistema de recolección de un solo tiesto. Desde los depósitos de reciclaje lateral del escritorio ecológico a los depósitos de reciclaje de metal del piso del taller ecológico a los compactadores ecológicos que llevan el reciclado al MRF (Centro de recursos de material), el reciclaje directo desvía entre 2 y 3 toneladas por día de nuestros desechos de vertedero anteriores. Es una parte importante de nuestros esfuerzos de reciclaje y es la parte más visible de los esfuerzos del programa de sostenibilidad para los miembros individuales del equipo en Bell Helicopter y en la comunidad.

¿Adónde iría?

El Programa de reciclaje simple cubre los materiales reciclables obvios: todos los productos de papel, aluminio, plástico, acero y hojalata. Aunque estos materiales contribuyen a una porción importante del desecho total de Bell Helicopter, hay otros materiales, como la madera, que no pueden recolectarse a través de este proceso.

Bell Helicopter usa cajas de madera, que generalmente se usan una vez y luego se desechan, para transportar y proteger partes de helicópteros de una planta a otra, ¿pero por qué no se pueden reutilizar? ¡Sí se puede! Bell Helicopter fabrica las cajas de acuerdo con la producción. Una vez recibida una parte, se agrega a otra parte, lo que altera su peso y tamaño, y requiere una nueva caja de madera. Reciclar esta madera se convirtió en alta prioridad para la empresa. La madera se lleva a diversos proveedores que convierten las cajas en cubierta vegetal para la comunidad. En 2012 Bell redireccionó 646 toneladas de madera desde el vertedero: ¡ese es el peso de 424 automóviles Toyota Prius!

Unas cuantas cajas firmes que anteriormente se enviaban al vertedero o se reciclaban se donan a una organización de beneficencia local que las convierte en casas para perros. Bell Helicopter también envía pallets que no se pueden usar a una empresa local donde los desarman para crear otros nuevos y reciclan tambores de plástico y material de chorro de arena.

Mejora de compras y procesos ecológicos

Aunque Bell Helicopter se ha esforzado de manera importante por tomar control sobre qué pasa con los desechos que genera, la empresa también debía enfrentar un desafío mayor: controlar los materiales comprados. Bell ahora procura productos creados por material reciclado, como toallas de papel marrón para los baños, papel reciclado para las impresoras y copiadoras, así como cajas de cartón con mayor contenido reciclado para el envío de partes a clientes y los metales de origen ya mencionados con contenido reciclado. A través de estos esfuerzos, Bell Helicopter apoya la compra ecológica, con lo cual aumenta el valor y la demanda de materiales reciclados y también se beneficia de un menor costo.

Resultados generales del reciclaje

A contar de 2013, las plantas de Bell Helicopter derivan el 63 % de los desechos anteriormente enviados al vertedero a reciclaje simple y de otro tipo.

Construcción inteligente

La sostenibilidad y la eficiencia energética estuvieron a la vanguardia en el diseño de nuestro nuevo edificio de oficina central global. Esta instalación de 230 000 pies cuadrados redujo nuestra huella operacional en un 38 por ciento. En la construcción se usaron materiales reciclados y extraídos de manera sostenible, como contenido de cenizas volantes en todo el cemento usado para plataformas, techo, áreas de conducción y elementos estructurales de apoyo. La eficiencia energética también fue una alta prioridad. Ventanas de dos hojas, luces LED, sistemas de enfriamiento y calefacción de alta eficiencia, y una membrana reflectante en el techo, todo ello para ayudar a conservar energía. El edificio cuenta con ventanas de dos hojas de alta eficiencia que permiten el máximo de luz natural. En general, la eficiencia energética del edificio se ve mejorada en un 11 % por sobre el uso de energía típico en un edificio de oficinas. En el campus de Fort Worth, la empresa ha reducido el uso de electricidad en una cantidad igual a 5.000 hogares de familia única y redujo su uso de agua en 14 millones de galones.

Como resultado, la instalación recibió hace poco una designación Silver de Leadership in Energy and Environmental Design (LEED) de parte del Green Building Council de Estados Unidos, con lo cual se convierte solo en el tercer edificio en lograr tal designación. Esta certificación reconoce la implementación por parte de Bell Helicopter de prácticas corporativas sustentables como construcción de la instalación, renovaciones y operaciones; reducciones de uso de desechos, energía y agua; opciones de traslado alternativo para empleados; y prácticas innovadoras.