Proceso de desarrollo de productos

A menos que se identifique lo contrario, se espera que los proveedores se involucren en la fase de concepto de cada producto. Esta participación desde un principio es crítica para nuestro éxito mutuo. Conforme el producto pasa de la fase de concepto al desarrollo y luego a producción, BHT y el proveedor afinan el componente para proporcionar una excelencia de producto a nuestro cliente.

Los tiempos usuales de las fases de concepto constan de una solicitud de presupuesto (RFQ). Junto con la RFQ hay un esquema de envoltura de BHT, especificación de desarrollo y una declaración de trabajo (SOW) o lista de datos requeridos (RDL). El esquema de envoltura proporciona el tamaño general, los requisitos de interfaz, y algunas veces los requisitos de funcionalidad y calificación. La especificación de desarrollo proporciona los requisitos de rendimiento, los criterios de aceptación y los requisitos de calificación. La SOW/RDL proporciona la descripción del esfuerzo de trabajo de la tarea así como los requisitos de entrega de datos.

Se espera que el proveedor verifique todos los requisitos de las especificaciones del producto y que la documentación se entrega a BHT para su aprobación. Después de la aprobación del diseño y la aprobación de los documentos de verificación, el proveedor debe ser responsable de producir productos que cumplan con todas las especificaciones y esquemas de ingeniería. A fin de mantener estas expectativas de calidad, el proveedor deberá establecer y mantener un sistema para garantizar que se usen las especificaciones y el esquema aplicables aprobados más recientemente. Es responsabilidad del proveedor revisar y verificar periódicamente que las copias más recientes de todos los esquemas y especificaciones aprobados se encuentren disponibles y se comprendan a cabalidad.

Durante toda la fase de desarrollo del producto, es posible que se espere que el proveedor: asista a revisiones de diseño, brinde conocimientos respecto de la composición de materiales de productos y de la fabricación de materiales; participe por completo en actividades de ingeniería simultáneas para probar materiales y procesos de fabricación en camino a y durante producción; proporcione soporte en las construcciones de muestras o prototipos, participe en equipos de productos integrados (IPT) y proporcione documentación para cumplir los requisitos de calificación.

El proveedor debe tener un proceso para la identificación y la administración de posibles riesgos a fin de garantizar el suministro adecuado de piezas y materiales al cliente. La intención de este proceso es abordar el riesgo de manera proactiva.

El proceso de evaluación de riesgos del proveedor se incluirá en una evaluación y revisión periódicas de todo riesgo posible. El proceso analizará los riesgos asociados tanto con instalaciones como personal y considerará problemas tales como:

  • Singularidad del producto, la instalación o la habilidad individual
  • Susceptibilidad a daño que pueda generar una interrupción del elemento crítico del proceso
  • Susceptibilidad a fenómenos naturales (por ejemplo, inundación, terremoto, etc.)
  • Problemas relacionados con proveedor de segundo nivel
  • Informes de material peligroso en un IMDS
  • Nuevo producto o nuevo proveedor para un producto

El resultado de esta evaluación se usará para identificar dónde se deben tomar medidas. La evaluación también deberá incluir un cálculo del posible tiempo de inactividad frente a una catástrofe de magnitud.